Lo mas relevante
Publicidad
En: Turismo  //

Papel amate, el tesoro de Pahuatlán, Puebla

En la Época Prehispánica y en la Relación Naturalista de Tepoztlan Escrita por el Doctor Francisco Hernández en el Año 1580 nos Menciona el “Amatl”
¡Síguenos!
Visitas: 260
Antes de la conquista, este municipio serrano fue habitado por aztecas, otomíes y algunos totonacos. Nahuas y Otomíes se disputaron el territorio hasta la llegada de los frailes agustinos, por lo que la mayor parte de su población pertenece a la cultura otomí.

Una de esas riquezas que conservan los otomíes es la elaboración del papel amate, muy reconocido por su color café rojizo de fibras naturales.

El pueblo mágico de Pahuatlán, Puebla, es un lugar de fruta, pahuas y cafetales. Con niebla y bosques de montaña. Pero también es una tierra de papel. Gracias a una población de casi 300 maestros artesanos, este rincón de la sierra norte posee la Denominación de Origen del papel amate, el cual se elabora desde las culturas mesoamericanas.

San Pablito es la comunidad considerada cuna del papel amate. Se encuentra a 20 minutos de la cabecera municipal de Pahuatlán. Aquí, los talleres de esta bella artesanía abren sus puertas orgullosos a todos los visitantes. Cientos acuden deseosos de conocer las técnicas ancestrales para dar vida a este arte. Desde la obtención de las cortezas, el proceso para aplastarlas, cocerlas con cal y teñirlas de colores.

De este proceso de obtiene desde una simple hoja hasta lámparas, biombos o tapetes. Todos hechos con papel. También se elaboran libretas y cuadros que representan a deidades.

Su Historia se Remota ala Época Prehispánica y en la Relación Naturalista de Tepoztlan Escrita por el Doctor Francisco Hernández en el Año 1580 nos Menciona el “Amatl” Como un Papel Elaborado de Corteza de Arbusto Utilizado para hacer Códices, Vestuarios, Adornos, Funerarios, Ceremonias y Ritos.

El Procedimiento para su Elaboración es el Siguiente: Se Pone a Coser Durante 10 a 12 horas con una Mezcla de Cal y Ceniza por Ultimo, se Machaca Sobre una Tabla Dándole el Tamaño Deseado y se Pone a Secar Expuesto al sol.

Las Corazas Ocupadas en su Preparación son: el Xalamatl , el Xalamatl Bayo, el Xalamatl Limón ( de Color Blanco) , El Jonote de Brujo y la Chaca Roja. Con las Mezclas de Dos o Mas Colores se Obtiene el Pinto, Muy Preciado Últimamente

La técnica de producción no ha cambiado desde entonces: la corteza de unos árboles se cuece con cal y ceniza hasta que esté blanda. Las fibras se enjuagan, se disponen en una tabla de madera y se machacan con un aplanador (produciéndose un golpeteo que sale de todas las casas) para formar una hoja que se deja secar al sol. Las cortezas utilizadas son las del árbol de jonote rojo para el papel de color café, de xalamátl para el papel blanco, de mora para el papel de color crema. Estos árboles ya no se encuentran en la región y las cortezas se tienen que traer de afuera. Desde hace poco tiempo, se usa el tule para elaborar papeles más gruesos y tintes para obtener una amplia gama de colores. Si el papel amate ha sobrevivido en San Pablito es porque tiene fines rituales. Los chamanes, brujos o curanderos lo recortan para crear figuras mágicas: “espíritus”, “camas” o animales, utilizadas en rituales agrícolas (las “costumbres”), curaciones o ceremonias de magia blanca o negra. El papel blanco es “bueno”, y se usa para recortar figuras de los espíritus buenos, representados con los pies descalzos: son los espíritus de las semillas, de la Madre Tierra, del Señor del Monte y de la gente buena en general. Las figuras de papel oscuro son “diablos”, espíritus malos. Tienen dos caras de perfil, varios brazos, a veces cola y llevan zapatos: representan el Presidente de los Infiernos, el Juez del Purgatorio, la Sirena Mala, los mestizos o toda persona mal intencionada. Estas figuras son partes del mundo de San Pablito, donde la magia domina todavía la vida de la gente.
Publicidad
Licencia Creative Commons virtualpuebla.com
Copyright © Todos los derechos reservados